La sinestesia es una de las más maravillosas consecuencias del sonido, y es una de las experiencias que da base a la psicodelia cuando el auditor experimenta sonidos con su mirada, con su tacto y su cuerpo, sinestesia es ver, tocar, moverse y también bailar. Y es el concepto sobre el cual Mika Martini y La bella Violencia fundan su nuevo lanzamiento, nos invita a oir-ver, reflexionar, y tomarnos el tiempo junto a “La mirada del sonido”, el dúo de scl crea un disco de ambient, de error-glitch, de ruidismo, pero por sobre todo es un statement de la experimentación clásica de Pueblo Nuevo, sello que con su manifiesto oímos algunos desde nuestra lejana época en el colegio y que hoy parece recobrar nuevos bríos con una audiencia local mucho más receptiva a la experimentación y el arte sonoro.

Escuchar en el siguiente link.

Unknown Dancer