Activos desde el 2011, el nacimiento de Discos Pegaos marca el inicio de la proliferación de los sellos digitales enfocados a ritmos electrónicos con una perspectiva más bailable. En aquel entonces ya se encontraban establecidos varios netlabels de música electrónica en Chile, pero la mayoría exploraban zonas más cercanas a la electro-acústica y a la experimentación sonora.

El sello, fundado por Ariel Altamirano (Dementira), Mario Matínez (Motivado) y Pablo Vasquéz (Vaskular), ha tomado como referentes géneros más populares, como el hip-hop y el house, mezclándolos de manera inteligente y generando una discografía que ya va por los 30 lanzamientos. Para celebrar sus 5 años de actividad, el año 2016 lanzaron Discos Pegaos Cinco, un compilado que incluye clásicos del sello, junto a nuevas pistas de sus integrantes como Alpha S y Motivado, además de artistas afiliados como Janaki y Valesuchi.

Continuando con las celebraciones y en anticipación al nuevo material que preparan para este año, han lanzado un EP que incluye nuevas versiones de algunas de las pistas incluidas en el compilado. Cinco Remixes, son literalmente cinco canciones del repertorio reinterpretadas, en donde nos encontramos principalmente a invitados ilustres tomando el material como base y dándole nueva vida.

Marvin Marlyn, conocido por sus producciones de future funk y jersey club, entrega un aire fresco al neo soul de “Scribble Hearts” de Manuvers & Yarlen. El peruano Deltatron le da un pequeño toque de tropical bass a Dementira y DJ Raff hace lo suyo con “Nostalgia De Un Dancin” de Tonossepia. El caso de “Doria”, original de Blit, es una transformación casi completa, pasando de la electrónica a los beats de la mano de Eggglub, uno de los fundadores del colectivo de beatmakers Lunar Tapes. Finalmente, una combinación inesperada pero no menos elocuente, AyeAye sobre Alpha S.

Un trabajo que demuestra que, además de ser excelentes productores, el equipo tiene el ojo puesto en los sonidos más vanguardistas en distintos géneros, aportando a la diversidad que necesita una escena en la que ya han dejado una marca imborrable.