ENTREVISTA: UNKNOWN DANCER  Y LA INVISIBILIDAD.

Lo invisible, aquello que no vemos, aquello que pasamos por alto, aquello de lo cual no somos conscientes por estar preocupados por lo que aparenta “ser”. Este es el concepto que introduce al nuevo trabajo de Rodrigo Arriagada Holuigue, más conocido como Unknown Dancer, palabras escritas por Pablo Cornejo aka Cafeina Kid a través del sitio web del nuevo sello Diving Records. En esta ocasión, Rodrigo nos invita a navegar en un álbum que en aproximadamente 40 minutos de duración recorre una línea musical fluctuante entre distintos colores de la vasta paleta de la música electrónica.

Por dada.move

 

El año 2016 fue un buen año para Unknown Dancer, musicalmente hablando, tuvimos la oportunidad de escuchar su primer trabajo “No Future” publicado a través del sello Panal Records, LP que tuvo una gran acogida a nivel nacional y lo llevó a ser parte de la lista de seleccionados para los Premios Pulsar en la categoría electrónica de ese año; pero más importante, representó una pausa en la agitada publicación de material de consumo exprés para preguntarnos: ¿qué entendemos por minimal?. Bien, si no escuchó No Future, el álbum está en línea a su disposición y aquellos otros melómanos inquietos habrán notado que Rodrigo ha trazado una senda. Esa senda es la experimentación.

Invisibilidad es uno de esos discos que se agradecen. Su estructura melódica y dinámica favorece su versatilidad de escucha, utilizando el deep house como eje para abrirse a la experimentación que hace de este álbum una parte importante del relato de la música electrónica chilena. Así, lo invisible, aquello que no vemos, esta vez parece estar un poco más cerca. Desde Tectónica conversamos con Rodrigo para que nos contara sobre su nuevo álbum, su relación con la música electrónica y los por menores que han dado vida a Diving Records. A continuación, la entrevista con Unknown Dancer.

 

Rodrigo, desde la semana pasada hemos tenido el agrado de escuchar tu nuevo trabajo “Invisibilidad” para el naciente sello Diving Records, ¿podrías contarnos acerca de algunos aspectos más íntimos del desarrollo de este álbum, como tu etapa productiva u otras aficiones que te hayan inspirado?

El disco lo comencé a hacer a fines de abril, el primer tema que hice fue “desarmando uribe” y el último “the truth”, lo terminé en julio un poco antes de irnos a tocar a Colombia, al terminar esa primera melodía con ese diseño de lead me di cuenta que ahí había material para hacer un disco interesante. De ahí en más hice música sobre eso y ya, fue bien rápido este hacer, salió casi toda la base del disco en un par de semanas, después fue sentarse a mezclar y post-producir. Le di harto tiempo a la mezcla a diferencia del disco anterior.  Antes de eso tenía listo y pensado otro disco para comenzar Diving, “En memoria de Erlin Bacque” que es más idm y con armonías más ligadas al jazz, pero decidí éste al ser más cercano a la propuesta y la estética que hemos mantenido este último tiempo, además probé “armonías prohibidas” y “desarmando uribe” en dos sesiones y me di cuenta que éste era el disco que tenía que empezar el sello.

La primera entrega del catálogo parece no sólo marcar el inicio de una larga etapa para el sello, sino que además demuestra una exploración un tanto alejada del minimal en comparación con “No Future LP”, ¿es Invisibilidad parte de una nueva huella sonora de Unknown Dancer? o ¿más bien te inclinas por un constante desarrollo y búsqueda musical?

Sí, yo diría que tiene que ver con lo segundo, eso esperamos del sello con el Pablo (Cafeina Kid) y los releases que vienen son en general de gente bien versátil y experimental en términos musicales. A modo personal y si lo veo en retrospectiva, hace 4 años estaba haciendo pianos, durante 5 años antes de eso no hice nada de música y hace diez años hacía post rock y ambient, entonces sí hay un eje que es la experimentación. Respecto del “No Future” es un disco de minimal y está hecho con el compu y unos audífonos filips, es súper experimental en términos de rítmica y frecuencias. “Invisibilidad” es otro tipo de experimentación y “Las visitas de la reina de Saba” que saldrá por Pueblo Nuevo pronto es un disco absolutamente distinto a este y al no future y que tiene que ver más con mi trabajo como compositor. Y así, siempre en reconciliación con la curiosidad que a uno hace que le guste la música y su fecundidad.

 

 

 

 

En una conversación que tuvimos hace un tiempo atrás, declarabas abogar por la música conceptual. Este nuevo trabajo parece poseer un universo conceptual detrás de los aspectos sonoros que podemos escuchar, de hecho el track número cuatro lleva por título “Anti Club Music”, ¿es este álbum un manifiesto musical?

Yo diría que sí, tiene algo de manifiesto porque todo lo que hacemos tiene algo de manifiesto cuando hay un eje que nos direcciona. Y en este caso tiene que ver con mi idea de lo que es la música, y de la relación natural entre el que oye y la música, cuando uno hace música es más alguien que escucha que alguien que hace, así un tema es una escena, un momento, un color, pero siempre tiene una resonancia en el imaginario del oyente, captar ese momento y que vibre en uno para luego interpretarlo y que vibre en otro es hacer música quizá. Algunos dirían que es la memoria de la especie, del rito, etc. Lo que sé es que es algo que tenemos en común que nos hace vibrar con lo que oímos, anterior al lenguaje, algo oculto que nos une en la música, como un hilo invisible que nos hace oír y sentir algo con esos sonidos, la música es algo que hizo alguien que no conoces y quizá nunca lo hagas pero que aun así te hace sentir algo. Y bueno, de eso invisible trata el disco, de la música en sí misma sobre aquella idea de la música como producción, como objeto, como producto. Si piensas la música así, no hay espacio para discusiones infértiles sobre analogía o no analogía, sobre mercado, sobre sellos, etc. Sino que fijas como fin y principio la música y así sólo importa la relación de la música con el que oye y de la música con otra música y así. Y lo de Anti Club Music era el subtítulo de la Diving antes que un tipo en Santiago lo tomara como nombre de unas fiestas medio techno, ahí lo dejamos de usar jeje y bueno no es la idea de ser anti clubes, sino es anti música de club actual específicamente, o de los clubes en general, que es tan mala, ese tipo de tech haus sin alma y que es todo lo contrario a la idea de música que te decía antes. El tema en sí tiene un drop de 3 minutos que termina, que acaba en el silencio.

"Es bien mito eso de concepción y su música, durante años sólo se escuchó ese rock clásico de acá y nada más".

Es bien sabido por quienes conocen tu trabajo y siguen el quehacer de Concepción, que en la capital de la octava región existe una visión especial del vínculo entre el hombre y la música, Diving Sessions ha sido parte de ello. Sobre Diving Records, ¿cuáles son las metas y desafíos que asume el sello?

Bueno,  respecto a lo primero, es bien mito eso de Concepción y su música, durante años sólo se escucho ese rock clásico de acá y nada más (a excepción de la escena del rap y punk de Talcahuano). Como siempre, hubo casos bien aislados de gente logrando experimentaciones sonoras interesantes como Vale Villarroel, Cafeina Kid, Falla Eléctrica, etc. Pero no mucho más, el tiempo del post rock estuvo interesante igual, pero ha estado bien pobre concepción últimamente en términos de proyectos, a excepción de Cantareman y Florida, no hay mucho más que sostenga ese mito, excepto las fauces de algunos que les gusta ganar lucas con ese cuento. Eso, aclaro, y como sello ya tenemos bastante trabajo avanzado, hemos hecho una labor bien intensa de formación de audiencias durante estos dos últimos años como Diving, llevamos 3 festivales al aire libre y este verano vienen 5 más, más las dos fiestas al mes en espacios no convencionales que hacemos. En ese sentido, el trabajo local que es el importante para nosotros es bien robusto y está bien desarrollado.

Lo que viene es publicitar un call 4 works, que es un llamado permanente desde la página de diving  para encontrar nuevos productores y djs que quieran editar en el sello. Ese es el desafío mas grande que nos planteamos en nuestra faceta de sello, encontrar nuevos músicos en concepción y Chile que estén interesados en experimentar junto a nosotros, abrir el círculo al contrario de lo común que es cerrar filas. Esperamos que con eso nos lleguen trabajos interesantes y poder ayudar a esos artistas a desarrollarse. Y eso, seguir intentando ser  un aporte a nuestra comunidad, seguir trabajando junto a talleres de arte, de actores, estudios de grabación, centros de jóvenes, sindicatos, municipios etc. Para crear una plataforma sólida donde los músicos muestren su trabajo y que esté en apoyo constante con toda esa gente que esta resistiendo a las lógicas capitalistas de la vida contemporánea.

Hasta ahora tenemos 3 discos en carpeta, de Janaki, Daniel Jeffs, y Cafeina Kid, con quien dirigimos la Diving desde hace un poco más de un año.

 

 

 

 

Agradeciendo tu apertura a compartir en este espacio y para finalizar, ¿podremos escuchar algo de Invisibilidad en formato live?

Bueno ya lo toqué dos veces, en la Noche Máquina que organizan mis hermanos de Frenesí y en el Mal Paso en concepción, un bar estrictamente de jazz, y es súper interesante que nos den el espacio como Diving Records para ir a mostrar nuestras experimentaciones. Y bueno, de ahí en más uno espera y evalúa invitaciones, no soy muy bueno para el lobby y así se consiguen fechas en este país, así que habrá que esperar por eso.