Verraco: Sonido Mestizofuturista.

Esta semana nuestra capital alberga el festival Frecuencias, instancia que reúne a diferentes exponentes de la música electrónica nacional e internacional, entre ellos tendremos el agrado de recibir la visita de Verraco, productor colombiano que desde Medellín crea el sello Insurgentes, etiqueta que toma como estandarte principal la lucha de clases y revoluciones indigenistas. Inspiración que se refleja en ácidas canciones de Electro, Techno Industrial, Wave y electrónica experimental.

Este Viernes 08 de Septiembre Verraco compartirá escena con parte del sello Diamante Records (Vnzo, Daniel Klauser, Matias Rivera y Alejov) quienes desde espacio Colmena ofrecen una noche que reivindica la lucha política existente en toda latino america. A continuación puedes revisar la entrevista que nos brindó Verraco para contarnos de que va su sello y cuales son los nuevos talentos que si o si debemos poner atención.

 

 

 

 

¿Cómo surge la idea de armar un sello de música electrónica desde Colombia?

No sé si haya sido una idea lo que impulsó Insurgentes. Creo que fueron más bien sentimientos de frustración o de reivindicación, de querer que desde Colombia y Latinoamérica nacieran expresiones con una identidad local, que no emularan a los anglosajones, y también que desde lo sónico, dichas expresiones sí tuvieran una pretensión, digamos, ‘mestizofuturista’.

¿Insurgentes es solo música pensada para el dancefloor?

En lo absoluto. De hecho quiero que cada EP que vaya saliendo, tanto los míos como de otros chicos que ya vienen, tengan un fuerte eclectisismo rítmico, solo atravesado por una paleta de sonidos determinada, que por ahora, han sido, el MS20, el Prophet 6, la Analog Rytm, mucho proceso con ciertos pedales, 808, 606, y plugins del juno 106 y del Yamaha CS80. La verdad cuando estoy en mi casa maquinando, nunca se me ocurre decir: ‘okey, ahora voy a hacer una bomba pistera’.

¿Cómo asocias el contenido revolucionario o político al estilo de vida de la música electrónica?

Por lo masiva que ya es la música electrónica en el planeta creo que puede tener múltiples interpretaciones, conceptos y ejecuciones. Para nosotros sigue siendo una herramienta contestataria, de liberación, y sobre todo, de unificación por medio del baile sin importar tus creencias sexuales, políticas, religiosas y hasta económicas.

 

 

 

La escena en Colombia esta tomando cada vez más forma gracias a lugares dedicados como Video Club en Bogotá por ejemplo ¿crees que Medellín va hacia la misma dirección o es una escena que se maneja de otra forma, mas underground?

Bogotá ha tenido un desarrollo increíble en los últimos años porque grandes marcas de alcohol y otros privados han metido mucho dinero en patrocinios para iniciativas electrónicas. Esto no siempre es bueno, normalmente ‘contamina’ y ‘elitisa’ la escena. Afortunadamente existen personas como los curadores de Video Club que usan esos presupuestos para realizar propuestas arriesgadas, brutales y que también empujan el talento emergente nacional. Ese es el balance que se debe encontrar.

Medellín en cambio, por ser una ciudad más chica, tiene un desarrollo más lento, pero es una escena un poco más real u honesta. Creo que el rótulo de ‘underground’ en Colombia lo tiene, si acaso, el club Garden en Pereira. Pero si quieren que sea honesto, el underground de verdad colombiano está en San Basilio de Palenque, en Barranquilla, en Cartagena. ¿Conocen la cultura picotera? Eso sí es lo real, a lo bien.

Si tuvieras que apostar por nuevos nombres de Colombia ¿a qué artistas tenemos que mantener nuestros oídos encima?

Tengo que comenzar por lo que yo llamo la nueva ola de productores paisas: Retrograde Youth, Zed Kappa, The Baker y Black Propaganda. En Bogotá tienen que estar muy pendientes con lo que venga en el sello Danza Negra, ojo también con las primeras exploraciones sónicas del colectivo Unterbog y cuidado con Yopó.

¿Cuales serán tus planes en Chile?

Nunca he ido. Soy un entusiasta de la reciente historia chilena, así que me gustaría cotejarla en algunos lugares emblemáticos o centros culturales. También me encantaría poder conocer el Monumental, o el estadio Nacional. No sé, sorpréndeme, Santiago…

¿Puedes compartirnos un track que no pares de escuchar estos días?

Esto me tiene loco. Como siempre, el Kevin McAuley tieniéndola muy clara. Este disco de edits se fue sold out rapidísimo. No lo pude comprar, pero afortunadamente mi amigo Defuse que siempre se agarra todos los discos más calientes lo pudo mercar y bueno… Espero me lo preste para poderlo tirar en Chile.