Buscar
  • dpintosoto

Aquila: la ciudad sitiada.

Actualizado: feb 2




La noche nos envolvía cuando nos recibieron en la entrada majestuosa de un seudo castillo urbano, esas casas que han sobrevivido a la modernidad de las grandes urbes, la atmosfera como luz de vela nos hacía presagiar una noche de fiesta y jolgorio, desde una habitación escapaba el misterioso sonido de un Vibráfono, Saxofón y baterías latin-jazz, el anfitrión de la casa se acerca y nos dice “está tocando Aquila”, un paseo nocturno por la ciudad, apasionante, excitante, Aquila es mirar y observar casas, autos que pasan, luces, neones chinos, una mujer regando un jardín, una vulcanización abierta hasta la media noche, alguien paseando junto a un perro, Aquila es caminar por el sector de Mapocho y mirar cómo se impone colosal el cerro San Cristóbal, este misterioso disco (1974) es un viejo mundo, un disco que transmite un leve sentimiento de suspenso, que algo puede estar sucediendo subterráneamente pero sostenido por un velo musical que no permite esa amenaza, su música a través de fluctuaciones, movimientos frenéticos y oleadas cálidas del Vibráfono de su director y fundador Guillermo Rifo nos trasladan a una festividad de tempo constante acompañado por el impresionante saxofón alto de Sandro Salvati de sonido pastoso y euforia propia de saxofonistas, cada pieza que da vida y forman este bello y enigmático disco radican en la evidente virtud y trascendencia del Vibráfono aterciopelado que nos acaricia como la profunda noche del alma en medio de una ciudad cubierta por un inquietante manto de sombras. Aquila es la configuración de una agrupación formada en clandestinidad, ensayos en casas de amigos, salones familiares y discoteques, sesiones a la luz de avanzadas tardes de penumbras rojas y negras, rumbo a la noche, camino a la expresión y liberación. Aquila (1974), a través del sello Alba, incorporó composiciones afines a la fusión pertenecientes en su mayoría a Rifo, además de creaciones del jazz moderno de Pharoah Sanders y Herbie Hancock, esta singular agrupación o formación cerró su vida activa rápidamente, tras pocas apariciones underground y con los inconvenientes de una ciudad en toque de queda (Santiago,1974) que encontró su protagonismo en una variante de estilo creativo que no sólo sobrevivió largamente en la música chilena sino que se convirtió en una de las ramas más fuertes desde los años 70: la fusión. Aquila es la banda sonora de una situación cultural, artística y musical que se da en contextos de represión política, donde las expresiones artísticas son el gran medio para sobreponerse y respirar. Aquila es burlar la ley, es ser perseguido por algo o alguien que nos inyecta una estimulante adrenalina, una virtual felicidad que nos susurra al oído y nos dice; “esta aventura es fascinante”, que el arte no se puede destruir y la música un arma letal, una compañera ante nuestra condición de ciudadanos históricos y espirituales que caminamos hacia una transformación y cambios de paradigmas de un orden colapsado, en medio de la madrugada queremos huir y escapamos del castillo y nos retiramos de Aquila, la ciudad que duerme.


Aquila, lo conforman:

Guillermo Rifo, vibráfono y dirección.

Sandro Salvati, saxo alto.

Guillermo Olivares, piano eléctrico.

Williams Miño, bajo.

Sergio Meli, batería.


Canciones


1. Alba

2. Samba Costanera

3. Jenny

4. Maiden voyage

5. Providencia 12 hrs.

6. Paquito

7. El viaje

8. Um A´llah




70 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo